Pretemporada 2016 S3

Ayer llegó a su fin una semana 13 protagonizada prácticamente por el circuito de Imola, que dejó en segundo plano los habituales retoques que se han hecho en varios coches y circuitos. Pero si hay algo que a mí me ha llamado la atención es el efecto que ahora puede llegar a tener la suciedad en pista. Es un detalle curioso que no debería tener un gran efecto pero que abre la puerta a la interacción de partículas sobre los coches y lo que pueda ocurrir en el futuro con los accidentes y las piezas sueltas de los coches.

Para esta temporada tengo bastante claro donde quiero estar: Formula Renault 2.0 y Blancpain Sprint Series. No he podido competir ahí todo lo que quería y son series que me atraen bastante. Ya antes de empezar la temporada sé que no voy a poder estar en la mayoría de las semanas de ninguno de los dos campeonatos pero simplemente quiero seguir aprendiendo para intentar mejorar los resultados.

Repasando el calendario he visto semanas de otras categorías que me han llamado la atención. Lo que más, sin duda, son las novedades del campeonato IMSA Sportscar, que pasará a contar con los GT3. Empieza con Sebring de noche, donde tengo cuentas pendientes con el C7 Daytona Prototype, y en la semana 11 está Phillip Island, donde quiero volver a correr con un GT3.

Con Fórmula Racing Team seguiremos teniendo carreras en la Liga nacional de escuderías y el campeonato de resistencia de MundoGT (MES), pero es probable que aparezca algún otro campeonato privado o alguna carrera especial donde intentaremos estar.

El primer plato de esta temporada va a ser, espero, combinado: Formula Renault 2.0 en Spa y C7 Daytona Prototype en Sebring. Ya huele a gasolina.

14 de Junio de 2016